jueves, 2 de abril de 2015

Presenciando el momento.




Por alguna extraña razón, las notas dulzonas de aquella canción me colmaron de imágenes y siluetas.


Me contemplé a mí misma, protagonista y espectador, recostada apacible en mi habitación,
inmersa en mis diálogos internos que más que diálogos son gritos, son rezos, son ecos.

Y así sumida en tan ordinario trance, me observé incomodarme ante un chasquido impertinente y exasperante, chasquidos de fauces corrientes mascando sin gracia.

La obscuridad profunda reinaba en mi alcoba, perfumando mi esencia y ¡ese chasquido maldita sea, me volvía loca!

Opté por levantarme e indagar la fuente de los sonidos, que si bien no era seguro, mis sentidos adormecidos me susurraban se encontraba en la unión angulosa de mis paredes.

Sin encender luces, sin abrir ojos, me dirigí tambaleante hasta esa esquina. Y el chasquido insistente arreciaba a mi paso.

Una silueta agazapada me apareció dibujada a ras de piso, maltrecha y desfigurada, sin formas, la falta de luz le profería tal efecto y convencida totalmente por averiguar la causa de mi reciente tormento, me acerque hasta casi rozar con mis manos el cuerpo.

De pronto silencio.

El sonido chirriante y viscoso de dientes mascantes cesó por completo.
El grito sordo de aquél silencio profundo logró estremecerme y expectante, suspendida en el aire titubeé un breve instante.

Repuse los nervios, recuperé el talante y toqué lo que intuí era su espalda.

Volteó aquello de pronto a mirarme y me vi, me vi de pie tomando mi espalda y me vi agazapada volteando a verme.

Y tendida allí, agazapada, mascaba y mascaba mis propias entrañas, colgando sangrantes de mi vientre abierto mientras me veía observarme observando, agazapada, parada y presenciado el momento.

12 comentarios:

  1. Qué horrible momento para la protagonista contemplándose a sí misma. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Desde luego es impactante. Una narración precisa y contundente.Enhorabuena ¡ Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muy angustioso Luna. Me encanta. Muy bueno, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasear por mis letras. Saludos

      Eliminar
  4. Graciasp or pasear por este mi pequeño mundo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. oh!!! Me gustó mucho, una imagen muy dura la de este final...
    SALUDOS!!

    ResponderEliminar
  6. Intrigante, inquietante, visceral. Gran relato con enorme desenlace.
    ¡Un abrazo Luna!

    ResponderEliminar
  7. Terrorífico, Luna. Logras un ambiente muy, muy inquietante. Brrrrr.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Un relato que hace sentir todo tipo de sensaciones horribles: terror por esa oscuridad y ese chasquido; angustia por la situación de estarse viendo así misma y de no saber lo que sucede; impacto al descubrir qué es lo que mascaba y quien era...
    Nos has hecho presenciar su horrible y terrorífico momento con excelente narración. Enhorabuena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Tremendo final luego de un suspense que crece a lo largo del relato. Muy bueno micro, Luna.

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno Luna.
    Increíble. El final inesperado.
    Me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar